Los distritos madrileños de Salamanca y Chamberí son más del doble de caros, mientras que en Barcelona Eixample y Sarrià Sant-Gervasi registran una mayor subida, del 75%. Los menores incrementos, de casi el 40%. Leer