2024 será un año de urnas y armas. Más de 2.000 millones de personas están llamadas a votar en plena ralentización de la economía. La incertidumbre es creciente: nunca ha habido tantos conflictos abiertos desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Leer