Cataluña y la Comunidad Valenciana resultarán las más perjudicadas por la renovación de sus pasivos a los tipos de interés actuales, frente a Madrid, País Vasco o Navarra, bastante menos afectadas. Leer