La tasa de inflación de los alimentos se disparó hasta el 13,8% en agosto, su tasa más alta en al menos 28 años, empobreciendo a los hogares españoles, que se enfrentan a la cesta de la compra más cara en décadas. Leer