Uno de cada cuatro contratos de emergencia cerrados por el Gobierno durante el primer año de la pandemia de coronavirus se hizo verbalmente, sin tramitación por escrito, y en ellos se invirtieron casi ocho millones de euros, según un informe del Tribunal de Cuentas. De los ministerios analizados, los departamentos que más gastaron por esta vía excepcional fueron los de Ciencia, Defensa, Justicia y Política Territorial. Leer